1.12.07

Alone in the dark...

Como casi todas las noches que me quedo "alone in the dark" en mi casa hoy he vuelto a ver Velvet Goldmine... Es una especie de tradición que me autoimpuse hace tiempo y por voluntad propia... Pero es que, cada vez que veo esa película es como si fuera la primera vez... Me gusta, aunque pueda ser un petardo sin pies ni cabeza a mí me gusta.



Llamémosle amor al glam o, simplemente, amor a esa estética tan estridente que realmente me fascina por mucho que todo el mundo se piense que soy monocroma... Pero de igual modo, independientemente de estéticas... Me gustan los personajes; son cantantes, humanos... Tal vez demasiado humanos y por eso la historia es tan... Tan suya.


Brian Slade, el protagonista... Auténtico y ambicioso, guiado por sus sueños y absolutamente colorido... "¡Y tan uke!", sí, escucho la voz de Snowy en mis pensamientos. Y tengo que decir que este personaje a lo largo de la historia me recuerda un poco a mí en la estética... No puede estarse quieto, y yo últimamente tampoco aunque siempre esté dentro de un mismo registro.


Curt Wild... Para mí este personaje es un cruce de Kurt Cobain y Sid Vicious enfundado en unos pantalones estrechos y brillantes... Está colgado pero en el fondo es el que más razona de todos.


Arthur Stuart, que empieza como incondicional de Slade temeroso de salir del armario y tras una etapa un poco loca se centra y emigra a Estados Unidos...

No es plan tampoco de destripar la película pero he de decir que si algo me llamó la atención para verla la primera vez fueron diversos artículos que leí en los que se decía que esta película era la narración con personajes ficticios de un hecho parcialmente real con mi adorado David Bowie en el papel de Brian Slade... Y he de decir que pese a que eso no esté contrastado bendita la hora en la que lo leí y me picó la curiosidad de ver la película... De cualquier manera es más que evidente que la película está impregnada de cierto sello "Bowie" además del ambiente glam y de cambio de los años 60/70. Y para ilustrarlo, unos ejemplitos...


Esta escena, exactamente clavada en la película en uno de los conciertos compartidos de Brian y Curt...


O el maravilloso vestuario del personaje de Maxwell Demon, tan igual al Ziggy Stardust de Bowie que podría decirse que asusta...

Pero no puedo dejar de hablar de la película sin mencionar las constantes referencias a mi otro gran adorado, Oscar Wilde. Las frases de "El retrato de Dorian Gray" plagan la película ayudando al ambiente ambigüo en el que se mueven los personajes... Bastante parecido al de los del libro al que corresponden las frases. Y además de esto, aunque sea la mayor invención... El broche de Wilde que sale a lo largo de toda la película es una buena guía.


Y por último, nadie me podrá negar la increíble banda sonora que rodea toda la trama de la película... Sin desperdicio alguno pues hasta el mismísimo Ewan McGregor metido en su papel de Curt Wild hace una pequeña aportación a ella. Y aunque esta no salga en esa banda sonora tenía que ponerla, porque es de Bowie y como siempre digo "BOWIE ES DIOS"

boomp3.com



Sí, soy consciente de que este post ha parecido sacado de la revista del Aula de Cine de la ULL, pero no lo puedo evitar, es "Velvet Goldmine" y es mi Bowie... Y punto. Pero en serio, tenéis que verla.

2 comentarios:

Gata sombrerera dijo...

Wooo >w< debo decir que esta actualización me ha gustado mucho (ni que el resto no me gustasen... xD)

Ahora me ha picado la curiosidad de verla también. ¡Amo a Evan McGregor! Es tan...kawai... ukecito... Y tiene una voz muy bonita >¬<

Eso sí, para redondear a perfecto el post solo te faltó un sitio del que descargar la película ^^

La canción también me gusta, me pone contenta owo

Te quiero, muchos besos!

¡Croac!

snowy dijo...

Recuerdo haber visto un fragmento de esta película en tu casa(o eso creo) y si...¡ukesiiiitoooous!

Me gusta, me gusta todo lo que tiene esta pinta y puede verse con friends.

¡Croac! ^^