23.11.09

Y yo me pregunto...

Qué tendrán los exámenes escritos, que parece que sacan lo peor de cada uno... Llevo años de universidad intentando valorar lo que realmente hacen por uno este tipo de exámenes... Y al margen de que a ningún alumno le agradan, haya estudiado o no, sigo sin encontrar esa función que cumplen. Será que siempre, antes de entrar a un examen o al salir de uno, al hablar con mis compañeros, me doy cuenta de que asimilo todos los conocimientos y que de esos en el examen se refleja una ínfima parte... Además de que nunca es lo mismo el enfrentarse a la prueba escrita con una pregunta determinada e inamovible que poder tener la oportunidad de conversar... Sí, sinceramente, sigo pensando que la mejor forma de evaluar a un alumno sería una tertulia alumno-profesor para comprobar que realmente ha asimilado los conceptos y que no se los ha aprendido de memoria...


2 comentarios:

Silvia Monkey dijo...

Nadie como tu sabe mandar a la mierda, y que parezca eso... mierda (más bien unas vacaciones las cuales las pagas tu)

Besos y ánimo para el siguiente ;)

Anónimo dijo...

Ya sabes mi opinión sobre los exámenes: realmente no sirven para nada. No indican el conocimiento adquirido, ni nada en general, aparte de cuánto somos capaces de recordar en un momento de tensión. Sin más. Y espero que en el futuro se den cuenta de ello y busquen otros métodos, porque cada día es más alarmante todo. Pero qué le haremos.

Y ánimo, que tú puedes más que el Expresionismo!

-Bec.